Membres

vendredi 16 novembre 2007

LA HUELLA

Una noche larga como un sueño amargo; y amanezco cansado en esta orilla. Soy una sombra de perfil indefinido, y un mar abierto moja mis cansados pies. Aquí estoy, Señor, buscando tus huellas que perdí. Quisiera recostarme en los brazos de la montaña que me espera, aquella que veo en el fondo del camino. Nosotros, los forasteros, los que fuimos despojados de los sueños en la frontera de los días, avanzamos todavía buscando huellas y caminos.

3 commentaires:

piero a dit…

Hola Porfirio, que tal amigo felicitaciones por tus trabajos. Me encuentro escuchando la melodia " Como te extraño " de Rudy La Escala y leyendo tu reciente trabajo .Y algo pasa en mí ; Siento humedecer mis ojos , tus palabras calaron muy hondo en mi interior no se que me pasa
A veces me siento asi como un yo en busca de mí .Quisiera gritar , cantar, gozar, vivir y por ende ser felíz
Tal vez sera como me dijiste que tengo una preocupacion interior aun no solucionado que divaga en mi interior.

Saludos Porfirio y recibe un fuerte abrazo, estima personal de tu amigo.

Gregorio Mamani Roque

Nota : Disculpa mis errores en redaccion y si es posible corrigelos para poder superarlos

Viktor Gómez a dit…

El exilio mayor es perder ese terreno íntimo de la memoria de los sitios donde se convivió con los seres amados, donde se multiplico la inocencia de las infancias y se construyó un hogar para la amistad y los sueños vitales.

Dios actúa. Un poeta lo sabe, porque su materia está entre lo invisible y lo entrevisto. Porque su corazón está en guerra con el olvido y la desesperanza, por más que vengan días como losas, cielos como muros de granito a tapiar nuestra alegría, a enterrar nuestro ardor.

Porfirio, sábete querido. Aunque el silencio a veces seas en ese 'desierto de la sed' que comenta Hugo Mújica, un difícil escollo, una pesada y tensa resistencia a la dicha y al fraterno atender lo próximo de nuestros semejantes.

Abrazo grande

Tu Víktor

El Autito a dit…

Hola Porfirio!

Como diría en los dichos de Lúder: "En tí afilo la punta gastada de mi espírtu".

Ayer estuve por Huarochirí, rozando los 5000 msnm.
... trepé tan alto, porque quería recostarme en los brazos de aquella montaña...

Un abrazo
Yelinna