Membres

samedi 31 mars 2007

LA PARTIDA

He partido al otro lado del mar. No llevo ningún adiós en mi recuerdo. En la travesía, las aves, mis únicas compañeras de viaje, han preferido callar su canto. No sé nada de los días, aquellos que preceden y anteceden a las formas futuras. He presenciado el invierno. No he preguntado a nadie de la tierra a donde voy ni de la tierra que dejo. Sólo guardo un sueño debajo de una piedra, en el campo. Llevo este nombre que me han dado las aves al alejarme. Viaje, ya no nos alcanza la mano del olvido, aunque haya tempestad, en este vuelo que nunca esperemos, cruzar, como un viejo animal, el día. ¿Qué puedo decir de lo que soy? En alguna parte quedará mi cuerpo. No habrá fiesta, sólo en una piedra deforme, grabará, la tinta en la costra el nombre. Seguramente un día, no lejos de un allá, pernoctará, silenciosa y triste la lluvia. Un camino, ya herida la tierra, será el río. Amanecer que tanto el corazón suspira.

2 commentaires:

bajamar a dit…

Hola Porfirio, me he detenido un rato en la lectura de tus textos, muy buenos, muy cálidos, honestos e íntimos dialogos de vida como me gustan a mi los textos...valorosa navegación has emprendido, te deseo suerte y mucha fuerza enel arribo, que de tu raíz afloren frutos donde sea...recibí tu nota, te agregué a mis enlaces de blog para que conectemos letras...un gran abrazo desde el sur de Chile

Walimai a dit…

Un texto intimista , acogedor, cotidiano ,repleto de interrogantes. Muy bueno.
Saludos desde Argentina