Membres

jeudi 15 avril 2010

El hombre

No somos el silencio de nadie, tampoco el recuerdo que otros inventaron. Somos una piedra que talla el tiempo; un navío que en la mar se busca a sí mismo. Somos también la voz, el eco del desierto, los sueños que dejamos enterrados en un cerro. Hoy que miro mis manos, sorprendo a alguien que no soy yo, al otro, ese que soy yo mismo, ese que anda por las orillas de los ríos, aquel que se acerca como un mudo laberinto.

3 commentaires:

ANA ZUÑIGA a dit…

Somos, es verdad amigo, somos el todo..

Harold S. Alva Viale a dit…

hola Porfirio!
buen texto, Un fuerte abrazo.

Arya a dit…

Tan nada.. tan todo. Contundente escrito.

Saludos